La Comiquería

Esta nota fue publicada originalmente en Flims el 23 de diciembre de 2011

Bueno cabros, les habla Hermes Antonio. Hace tiempo tomé una decisión ética profesional maestra porque soy un decidido profesional con mucha ética y maestro. Esta es mi decisión: No criticaría películas donde haya trabajado gente que conozco y que me cae bien. Es imposible que eso no le nuble a uno el juicio fliméfilo sobre las películas, así que yo creo que es lo mejor. De la misma manera, creo que tampoco criticaré películas donde haya trabajado gente que conozco y que me cae MAL, porque pasa lo mismo, pero al revés. En fin. Ayer jueves se estrenó en el cine Alameda el flim chilensis La Comiquería, y aquí va la revelación impactante: Soy amigo del peliculasta (CHA-CHÁN). Y aunque todavía ni siquiera VEO la película (me perdí la Avant-Premiere y todavía no voy a verla), ya sé que nunca la voy a criticar. Obvio que a mi compadre le daré mi opinión y todo, pero no puedo ofrecerles mi crítica maestra de siempre, lo siento. Lo que sí puedo hacer es mandar a una colaboradora Flims que no tenga ningún tipo de amistad con el peliculasta a ver la cuestión, y después subir la crítica que ella escriba. Y eso es exactamente lo que voy a hacer ahora. Con ustedes, la sita Ángela Díaz Camus, representante oficial de Flims.

20130721-224814.jpg

Nuestra historia comienza en un día de Twitter como cualquier otro, sacando la vuelta y dejando para más rato el comunicado de prensa de turno… De pronto, una misión: El maestro Hermes me encarga un honorífico deber: ir al estreno de La Comiquería y escribir esta crítica para Flims. Misión aceptada.

Así fue como llegué al estreno de La Comiquería en el Cine Arte Alameda, en el lobby un par de stands de cómics donde me gasté hasta el último centavo que andaba trayendo encima. Tensa calma y mucha expectación ñoña, entre la gente, el nervioso director Nico Lorca repartía posters y saludaba, tiritón.

Muchos de los que allí estábamos nos veníamos recién conociendo y tratábamos de hacer calzar el rostro con el avatar de Twitter. En mi cabeza se repetía una sola frase, ¿dónde estaba esta gente cuando yo era adolescente? Mi vida habría sido tanto más sencilla. Sensación que se acrecentó una vez que empezó la película. No sé si era la intención del cineasta, pero para mí ver La Comiquería fue un flashback inmediato a mi adolescencia.

20130721-224946.jpg

Por allá por el año 95 me topé con Clerks, del guatón Kevin Smith, cineasta odiado por muchos y que yo adoro a morir (si no han visto las An Evening with Kevin Smith pongalas a bajar ahora). Clerks tenía bajísimo presupuesto, onda blanco y negro, pero eso no le impedía representar todas y cada uno de mis obsesiones de adolescente provinciana. Recuerdo haber pensado en lo fabuloso que sería hacer una película que se centrara en mis obsesiones ñoñas, cuál era el mejor Batman, por qué Star Wars era la mejor película hecha ever, cómo se desarrollaría una nueva batalla entre los Autobots y de los Decepticons (gracias Michael Bay por arruinar ese sueño) y haber desechado la idea porque ESA cultura pop no era nuestra y ese tipo de películas solo eran posibles en Gringolandia.

Y bueno, el asunto es que el Nico Lorca, no se dio por vencido, juntó las lucas, la paciencia y la constancia (durante 7 largos años) para hacer precisamente eso, juntar todas sus obsesiones y plasmarlas en esta película. La Comiquería, que cuenta la historia de un fanático empedernido de los cómics, alter ego cinematográfico del real fanático empedernido de los cómics Jorge “Dr. Zombie” David, a quien vemos sacrificarse “viñeta a viñeta”, perdiendo casa, minas y dignidad, en el camino a formar la primera editorial chilena de cómics.

Y uno igual se pone a pensar que de repente el Nico Lorca pasó por lo mismo para hacer esta película y se siente terriblemente loser por haberse pasado al lado oscuro de la fuerza y haber dejado las obsesiones ñoñas guardadas en las cajitas de los jueguetes de colección, pero después aparece un personaje divertidísimo que se tira un talla incomprensible para el 99% de los habitantes de este país y todo el cine se ríe y una se consuela, algo bueno habremos hecho para estar compartiendo esa risa.

20130721-225056.jpg

Y poco importa que a ratos el audio esté desfasado, que los actores reciten las frases de memoria y que la ambientación se vea más pobre que la de Los Venegas, el alma de la película está en las tallas compartidas, en los universos ñoños retratados, en el Bart Simpson de juguete (que de seguro es de la colección personal de Nico Lorca) que se cuela en al menos 4 escenas y en las animaciones, que se hacen pocas, pero se ven la raja y te dejan con ganas de más.

De seguro hay varios que la van a comparar con Promedio Rojo y muchos que van a reclamar porque esperaban un despliegue mayor de efectos especiales, pero apuesto toda mi colección de figuritas a que muchos más se conectarán con esta apuesta, más sincera, poco pretenciosa y honesta, del mundo de los cómics. Mención especial a las aparciones de Juan Pablo Flores, Katina Huberman, Pablo Zuñiga, Felipe Avello, Werne Núñez, Francisco Ortega, Gonzalo Martínez (me quemo a lo bonzo si no nominan a los Oscars a Gonzo), Edo Bertrán, Martín Hernández y, por supuesto, Jorge David como Jorge David, quienes le dan un toque especial a la apuesta, con un humor sencillo, absurdo y muy pero muy ñoño.

Desde ya les digo que yo iría a verla de nuevo solo para ver la maravillosa escena en que un “niñito” con máscara de Chuky se cuela en la pantalla…un niñito que ayer me enteré es el mismísimo Nico Lorca, en el que espero sea el primero de muchos cameos en sus futuras películas.

20130721-225329.jpg

No le voy a dar estrellitas como el Hermes, pero si mil millones de figuritas de colección para el director y toda la suerte del mundo en el debut de su peli, que pueden ver a partir de hoy en el Cine Arte Alameda.

-Ángela Díaz Camus.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s